Capítulo 14. Dos y medio, medio

—Había una vez un príncipe llamado Martín, que tenía un amigo, también de la nobleza, él, claro, llamado Mauro. Como se conocían hacía mucho tiempo, Mauro le decía “Martin”. Unas noches atrás, el príncipe Martin había ido a una gala junto a su amigo, el Archiduquecito Mauro, los dos buscando novia. Mauro estaba triste porque cierta damisela de alta cuna (¡y vaya que tuvo que ser alta!) había preferido los cortejos, los regalos, los planes, los pensamientos, los pelos de otro pretendiente… su esencia, bah, la de Mauro, no era ya más del deseo de esa damita.
—¿Y cómo era el príncipe Martin?
—Bueno, el príncipe Martin era un poco más alto que la mayoría, rubio, de ojos marrones claro; tenía un cuerpo bien formado porque practicaba muchas destrezas, porque le gustaba mucho justar.
—¿Qué es justar?
—Justar es cuando dos… dos caballeros se peleaban con sus caballos. Era como un deporte de antes.
—¿De cuando vos eras chico?
—Jeje, no, ¡mucho antes!
—¿Y por qué se peleaban con sus caballitos? ¿Habían hecho lío como yo los caballitos?
—Je, no, no, se peleaban entre los caballeros, cada uno montando su caballo. ¿Entendés?
—Sí.
—Bueno, como te decía, unos días después de la gala el príncipe Martin mandó a llamar a su mejor amigo, el Marqués Mauro. Cuando lo tuvo enfrente, ordenó que los dejaran solos, e hizo su confesión: “Chabón, ¿viste que el sábado vos te fuiste y yo me quedé con Yésica y Jimena?”. “Sí”, contestó el Marqués Mauro. “Bueno —siguió Martin—, ¿viste que yo te había dicho que ya le tocaba a Jimena? Y te diste cuenta que yo estaba con ganas, también…”. “Sí, sí”, dijo Mauro, que ya algo imaginaba de lo que le iba a contar su amigo el príncipe. “Bueno, ¿pero viste que también Yésica estaba ahí y que nos fuimos a tomar algo a la barra en un momento?”, Martin insistía, y a Mauro ya le quedaban pocas dudas, así que para evitarse la incomodidad de que el príncipe le ostentara su victoria en la cara cuando a él no le había ido tan bien, se apuró y lo cortó: “¡¿No me digas que te las llevaste a las dos a un telo?! ¡Qué campe…!”; “No: fui a un telo, pero con María de los Ángeles. Peronosoyputoyo, eh”.
—¿Qué es puto?
—Puto es… un chico que gusta de otro chico.
—Ah. ¿Y por qué?
—Bueno… eh… ¿por qué les gustan los chicos? Bueno…
—¡No, no! ¿Por qué le dicen así?
—Bueno, hay otras palabras, tambié…
—¡¡No!! ¿Por qué le pusieron una palabra?
—Ah, bueno… no sé…
—A mí me gustan… mmm… mis muñecas, el olor de mi shampú… el microscopio que me regaló papá… ¿Cómo le pusieron a esas cosas?
—No hay… No hay una palabra para la gente a la que le gustan esas cosas…
—… ¿Y un telo, qué es?
—… … ¿Eh?… Ah… Bueno, es un lugar donde los adultos van a… eh…
—¿A justar?
—Eh… Probablemente sí, bastante… es como una especie de justa pero de otro tipo…
—¿Y van arriba de caballos ahí también?
—Eh, bueno, supongo que sí, hay jinetes, también.
—Y después ¿qué pasó?
—… Bueno, el príncipe Martin dijo “Fue una experiencia hermosa, la verdad, eh, no te voy a mentir”. Y el Conde Mauro le contestó que algunas palabras apretaban, quedaban incómodas, que incluso eran feas, y… y olían mal. Y agregó: “Lo que no me gusta es que cague a su esposa, príncipe Martin”… Muñequita… muñequita, ¿te dormiste?…
—…
—Descansá, preciosa.

—¿Y? ¿Se durmió, papi?
—Hijo, “si te gusta arriba o abajo con una chica o arriba o abajo con una travesti, con un chico, con una chica o un chico trans, ¿cuál es la diferencia con que te guste el chocolate, el dulce de leche o los frutos del bosque? ¿Y si una vez pintó hacer algo que se escapa del nombre correcto y normalito, o si te atrae una persona que se escurre entre las palabras con las que otros molieron y entendieron el mundo por nosotros, ¡qué!? ¡¿Qué hay que discutir?! ¡Es ridículo! Acá somos todos seres sexuales y punto”… Y colorín colorado, este cuento (se) ha acabado. (Todo por encima de sus labios).

PENTAX Image
PENTAX Image

Se ve que Psycho Mantis todavía no maneja muy bien el arte de la selfie.

Imagen1505

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s